La alcachofa, protectora hepática y anti-colesterol, producto insignia de Grupo Celorrio

Las verduras resultan fundamentales para proteger al organismo de enfermedades. Y en esas tareas protectoras la alcachofa tiene mucho que decir. Esta verdura, que ahora mismo se encuentra en plena campaña en la zona de la Ribera del Ebro, es una de las más significativas a la hora de prevenir dolencias crónicas. En este sentido, la alcachofa destaca por sus propiedades ‘anti-colesterol’ y ‘anti-hipertensión’. Pero si hay algo que la etiquete es su capacidad como ‘hepatoprotector’ natural, es decir, que es clave para mantener el hígado en buen estado, así como la vesícula biliar.

A todo ello se unen sus cualidades desintoxicantes y depurativas que estimulan la eliminación de líquidos y que favorecen las digestiones. Al mismo tiempo, su aporte de fibra favorece el tránsito intestinal. En el plano de los nutrientes, destaca por su contenido en vitaminas A y C.

Con este perfil de beneficios, la alcachofa es una verdura ideal para tomar en cualquier época del año, sobre todo en primavera y otoño, las estaciones de entretiempo, cuando el organismo requiere de adaptarse a las nuevas circunstancias y depurarse.

Por último, debido a la sensación de saciedad que produce, también es recomendable para dietas, ya que esto, junto a la eliminación de toxinas, es adecuado para la pérdida de peso.

En este contexto, en Grupo Celorrio la alcachofa es una de las verduras más destacadas del catálogo de productos. Como tal puede encontrarse en distintas de las firmas que componen la compañía; este es el caso de Celorrio, Don Celorrio o El Encierro, entre otras.

La alcachofa, protectora hepática y anti-colesterol, de Grupo Celorrio